Pendientes
Pendientes
diciembre 20, 2011
Desintoxicación
Desintoxicación
enero 10, 2012
Mostrar todo

Amor con gripa

Amor con Gripa

No, no estoy llorando, me atacó la gripa, carajo, comenzó como un dolor de garganta, ok, compré un jarabito, y de pronto, shit, flujo nasal por millones, mi nariz destrozada pero a pesar de eso sigo con ganas de amor.

Probablemente la imagen no los haga pensar en algo romántico pero he llegado a pensar que así es como se descubre el amor, cuando estás con alguien que se ve terriblemente destrozado por alguna de éstas enfermedades de temporada, hablando tan feo que apenas logras entender, y de todos modos en tu cabeza estás pensando “ojalá hoy nos demos un besito”, es en ese momento que te has enamorado (o que estás realmente caliente xD).

Traigo dos ideas en la cabeza, las dos las leí en twitter ayer, la primera dice “Parece ilógico tener que aprender a olvidar”. Y bueno, mi respuesta ideal sería, lo es, es ilógico aprender a olvidar, y tengo dos razones para decir ésto, la primera es hablando de la vida en general. La vida humana es muy corta, o por lo menos a mi me parece que mi vida se me ha ido en un abrir y cerrar de ojos, siento que el tiempo pasa cada vez más rápido y que la vida nomás no me alcanza para todo lo que quiero hacer, la cuestión llega cuando trato de recordar mi vida, y me doy cuenta que hay detalles en momentos clave que me encantaría recordar a la perfección, hubo momentos tan gratificantes y que ahora he olvidado que me hacen preguntarme, ¿porqué carajos alguien querría olvidar? Olvidar lo que sea realmente, no lo entiendo. La segunda razón va un poquito más enfocada al amor, y aunque no lo he hecho así a lo largo de mi vida, hoy me he dado cuenta que, durante al menos un segundo, mis ex-novias (“formales”) han sido la parte más importante de mi vida, quiero decir, no al mismo tiempo, no todas juntas, mientras anduve con una fue lo mejor de mi vida, mientras anduve con otra fue lo mejor de mi vida, y entonces ¿porqué me darían ganas de olvidar a alguien que por un segundo fue lo mejor de mi vida?

¿Cuál es la solución? Es una pregunta difícil, según mi experiencia la mejor forma de “superar” una decepción amorosa es ACEPTAR, ¿aceptar qué?, aceptar que terminó, que fue lo más lindo mientras duró, que aprendiste, que nada es para siempre es difícil encontrar un amor para siempre, que tu vida no se va a terminar, que tienes que levantar la cara y seguir sonriendo, que algún día vas a ser feliz (de nuevo).

El segundo tweet del día dice “Cuando amas a alguien, sus necesidades están primero que las tuyas”, la conversación acerca de ese tweet nos llevó al siguiente escenario: “Tienes 3 días sin comer y muy poco dinero, la chica con la que vives y has pasado los últimos años de tu vida está sufriendo en el hospital, tienes dos opciones: 1. Dejar de comer y pagar las medicinas. 2. Comer y dejarla morir.” Mi respuesta obviamente fue pagar las medicinas, es decir, sus necesidades antes que las mías, pero, es un caso extremadamente extremo, realmente es difícil encontrarte en una situación así, yo propondría el siguiente escenario: “Estás enamorado de una chica por mucho tiempo, son novios, estás a punto de conseguir un trabajo excelente, estás nervioso por tu entrevista, y a ella se le rompió una uña, tienes dos opciones: 1. Dejar de preocuparte por tu entrevista y curarle la uña. 2. Esperar un poco de comprensión y menos  “egoísmo””.  ¿Sus necesidades antes que las mías? ¿Ven la diferencia? Si, tienen razón, sigue siendo un caso extremo, (yo sigo pensando que el segundo pasa más) al final del día lo mejor es no generalizar, no asumir que las cosas van a ser como tú crees que van a ser y vivir las relaciones día a día, si en algún momento te encuentras en una situación similar, sabrás encontrar el punto medio entre tu egoísmo y el amor a tu pareja, y al revés igual, equilibrio.

Y como (casi) cada noche de Diciembre, ya me acordé de ella, así que nos leemos después.

2 Comments

  1. Ale Sánchez dice:

    Chamaco!

    Me da harto gusto que hayas vuelto al blog, soy muy fan.

    Concuerdo contigo, a eso de olvidar suena bastante absurdo cuando por lo vivido en el pasado somos lo que somos hoy.

    Los errores, las personas, los éxitos, los lugares, los sabores… todo forja lo que nos caracteriza hoy.

    Y en esas cosas del amor, tus escenarios son bastante extremos, jajajaja, tan intenso tú… Sólo dire: el amor, es.

    Un besote!

  2. Arturo dice:

    Olvidar… a veces creo que el olvido no existe, sí no mas bien que los hechos se vuelven tan irrelevantes que quedan aplastados en alguna parte de nuestra memoria, pero siguen ahí, pero como son irrelevantes uno no los recuerda activamente, porque si olvidamos tropezaríamos de nuevo y con la misma piedra (cierto nos pasa muchas veces) y es cuando otras veces creo que si, olvidamos muchas cosas, entre ellas las básicas que necesitamos para vivir.

    Comparto la opinión de Ale, aquello que hemos vivido, nos forjó para ser las personas que somos actualmente (para bien o para mal eso no importa aquí ahora) aunque si, todos tenemos recuerdos que quisiéramos borrar.

    Es demasiado complicado definir al amor, pero por supuesto que prefiero quedarme sin comer yo a dejar que mi pareja muera por falta de medicina, de lo otro, “comper” voy a mi entrevista de trabajo. Muchos dicen que se requieren sacrificios para demostrar el verdadero amor, otros dicen que necesitan la “prueba” de amor, cuando la verdad es que se necesitan mucho mas que eso (y en realidad sale sobrando el sacrificio y la “prueba) Lo cierto es que las cosas pequeñas que parecen ser de lo mas insignificantes como un beso cuando tienes gripa, son las cosas que mas te enamoran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *