Sacrificios
Sacrificios
agosto 28, 2012
Episodio 005 Sueños Ajenos
005 Sueños Ajenos
marzo 21, 2013
Mostrar todo

Sueños Ajenos

Sueños Ajenos

Una temblorina inexplicable se había apoderado de su cuerpo, el calor comenzaba a hacer de las suyas y un par de gotas de sudor corrieron por un lado de su rostro, nunca se había sentido tan nervioso y no eran esos nervios provocados por la incertidumbre, eran sin duda las mariposas del estómago, esa mágica e inexplicable sensación de tener a tu lado a la persona que amas, a ese ser tan especial al que quieres regalarle todas tus lágrimas, esa que te inspira a tratar de ser mejor cada día, la que hace que broten de tu interior los más bellos sentimientos, acompañados de actos desinteresados que procuran nada más que su felicidad, estaba frente a frente con el amor de su vida.

Miles de pensamientos pasaron por su mente como una lluvia torrencial de recuerdos que lo empapaban de ventura, de satisfacción, recordó la primera vez que sus ojos se cruzaron, como solían caminar de la mano mientras todo a su alrededor desaparecía, vino a su mente aquel primer beso y como si lo experimentara de nuevo, sintió que su corazón se derretía, mezclandose con la sangre que derramaría por ella en su sueños, cuando la rescataba del dragón, recordó también las noches en vela, esas en las que lloraba desconsoladamente cuando la relación parecía no ir de lo mejor, las tardes paseando por la avenida y las mañanas que tuvo el honor de despertar a su lado.

De pronto, como si una señal divina le marcara el camino rompió el silencio, la tomo de la mano y comenzó diciendo:

Esperanzas, las relaciones actuales están llenas de esperanzas, y son el motor de las mismas, seguro estoy que esperas que tengamos una relación feliz, llena de amor, de confianza, de momentos alegres, de noches de pasión interminable, de mañanas dulces y de besos largos y yo no voy a llenar tu vida de esperazas, no puedo decirte que espero que tengamos esa historia de amor de película, no espero que seamos la pareja más feliz del mundo, no espero seguir amandote hasta el final de mis días, no soy la persona que va a poner nuestra historia en un montón de esperanzas sin sentido.

La razón es que las esperanzas no sirven para nada, yo, amor mio, tengo dentro de mi la seguridad de que lo que estamos viviendo es la mejor historia de amor, desde el primer momento en que te vi estoy seguro de que el brillo de tus ojos es más grande y más hermoso que el brillo del Sol en el atardecer, que no existe sobre la faz de la tierra, una mujer mejor que tú para mi y que juntos podemos conquistar el mundo si así lo quisieramos, estar contigo es lo mejor que le ha pasado a este hombre común, que se ha enamorado de la Diosa que hay en tu interior, y por eso, no tengo mis esperanzas puestas en lo mejor, estoy completamente seguro de que somos lo mejor, juntos.

¿Me harías el honor de ser mi esposa?

**ACTUALIZACIÓN** Este texto forma parte del PODCAST y la versión grabada está disponible aquí Sueños Ajenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *