007 Soy tu fan
007 Soy Tu Fan
junio 22, 2013
¿Debe salir o quedarse Cardozo en Toluca?
¿Debe Salir O Quedarse Cardozo En Toluca?
diciembre 9, 2014
Mostrar todo

No Se Puede Acabar Lo Que No Se Ha Comenzado

Me Volví a Perder en Ti

¿Cómo habiendo tantas otras, me volví a perder en ti? Es una pregunta que me he hecho un millón de veces en las últimas semanas, y pensé que la respuesta era fácil tomando en cuenta a quien tengo enfrente, una mujer con una belleza inigualable, una belleza que sin duda se puede desglosar en esos ojos color café que parecieran fuente de una luz interminable, esa nariz y la forma en la que termina, una hermosa sonrisa que existe gracias a esos labios con los que alguna vez, besándome, hiciste sentir el universo en mi interior, la simetría que traen a tu rostro esas cejas pobladas pero muy bien delineadas, la cabellera larga como más me gustan, un cuello largo que al probarlo inspira a no dejar de besarlo nunca más, un par de brazos fuertes con los que rodeabas mi cuello, aquél abdomen que se convirtió en motivo de mis suspiros, los senos pequeños pero con una forma perfecta en relación con su tamaño, y aquellas piernas con las que podría soñar cada noche, una mujer hermosa sin dudarlo, que sabe luchar por sus convicciones, que no se rinde ante las adversidades, y por supuesto que no se queda callada, que expresa su sentir, que sufre, llora, ríe y se divierte como todos nosotros, una mujer que cree en sí misma, inteligente comenzando por ese simple hecho, que gusta de la lectura y que vive con la música, que conoce un poquito de cada tema y mucho de los temas que le conciernen, que termina sus frases con un cambio de tono en su voz sumamente sensual, que se viste con una gracia interminable y que cuando hay que ser intensos, es lo más.

Que fácil respuesta, con todas esas cualidades y actitudes es difícil no enamorarse, y ahí radica la clave, enamorarse es fácil y rápido, y para enamorarse no se necesita nada más que estar contigo 5 minutos, fue lo que me tomó a mí, otros han dicho algo muy  similar, pero para el amor, para el amor de verdad, hacen falta dos.

Es cosa de todos los días, lo vemos en la televisión, en las películas, lo leemos en los libros y estamos tan bombardeados por todos lados por todos esos poemas, cuentos y teorías sobre el amor que nos dicen a gritos todos esos adjetivos con los que solemos calificar al amor, y lo tenemos tan presente todos los días que cuando llega alguien que mueve por un segundo las cosas en nuestro interior nos olvidamos de todas las advertencias, de todas las frases de desamor, de todo aquello que hemos leído para descubrir a nuestra mujer ideal, nos olvidamos de nosotros mismos y así en un segundo, enamorado, sin preguntar, sin darte un segundo para pensar en que tal vez no sea la mejor decisión, dice Ornelas en su canción: “Error, usar de boleto sólo la ilusión”, nos subimos volando hasta la luna sin pensar que necesitaremos ese corazón que dejamos en la tierra con esa persona, nos hará falta cuando sea necesario el coraje para volver.

Y la historia la sabes de memoria, aunque nuestras versiones pueden diferir la esencia es la misma, nuestra historia no es muy romántica ni está llena de amor, dulzura o cariñitos, nuestra historia es ruda, nos conocimos, me enamoré, salimos y comenzaba algo, luego salimos un poco más, conocimos que tenemos cosas en común, conocimos lo diferente que reaccionamos ante las adversidades, descubrimos después que había una química sexual entre nosotros, vinieron los besos y las caricias que más que llegar al amor se acercaban a la pasión, compartimos días y noches, comidas, fiestas, amigos, todas esas cosas bonitas que hacen que uno se sienta identificado, querido, pero que desafortunadamente llegaron a su final.

Hasta ahí vamos bien, es perfectamente entendible como un hombre común como lo soy yo se enamoró perdidamente  de una mujer con semejantes características, es normal, pero después llegaron las situaciones que desde ahora llamaré “incómodas (así a secas)”, no sólo las mentiras pero las verdades a medias, cada vez eran menos frecuentes nuestros encuentros, los besos, cuando había, estaban faltos de aquella pasión, las letras ya no significaban lo mismo, me sentí inmerso en una desesperación que no conocía, que estaba normalmente acompañada por una impotencia que me ponía los huevos en la garganta, tus ojos miraban a alguien más.

Como todo lo que comienza aquella historia también había de terminar, y como traté de plasmarlo en “Anatomía“, no pasa nada, las relaciones a nuestra edad terminan y es la cosa más normal del mundo, dejamos de hablar, nos perdimos el rastro por todos los medios posibles y comenzaba el proceso curativo, o por lo menos de mi lado que había cosas que curar, con estos momentos vinieron días difíciles, muchas lágrimas y noches en vela tratando de entender que había pasado, vinieron cantidades inimaginables de “desahogo” en alcohol y más cigarrillos que en velorio, pero al final, me levanté, volví a poner la cara en alto, conseguí un nuevo trabajo, me deshice de viejos malos hábitos, conocí gente nueva y me envolví en proyectos que me han dejado infinita satisfacción, todo iba viento en popa.

Todas las cosas iban saliendo bien, me sentía bien conmigo mismo y se habían terminado esas inseguridades que siento estando contigo, no formabas más parte de mi pero de mi pasado, “y me odio más que nunca, y te extraño como siempre y no entiendo como habiendo tantas otras, me volví a perder en ti”.

**ACTUALIZACIÓN** Este texto forma parte del PODCAST y la versión grabada está disponible aquí Me Volví A Perder En Ti.

2 Comments

  1. Irais Vargas dice:

    Dejaste ver que como todos los humanos eres vulnerable y el amor también forma parte de tu vida . Saludos y felicidades por externar tus sentimientos. Es una depuración de tu alma .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *