Blanco y Negro
Blanco y negro
abril 24, 2017
WooCommerce no envía e-mails (Resuelto)
WooCommerce no envía los e-mails al cliente ni al administrador (Resuelto)
julio 21, 2017
Mostrar todo

Ele, Eme y Ene

De Eles, Emes y Enes

Ejercicio 54 – Dear Diary: Escribe un poema o historia corta acerca de una entrada de diario que leíste o imaginaste.

No me acuerdo de haber vivido en otro lugar más que en este, desde el que ahora escribo, desde esta cama que a pesar de no ser tan vieja ha experimentado el paso de 3 colchones, pero para mí, esta cama significa algo más, es el lugar donde he dormido por muchos años, y es al final, aquí en mi cama donde descubro que estoy enamorado, que estoy desenamorado, es el lugar donde concluyen los sueños diarios de un hombre común que sueña de más en el autobús, que trabaja cada vez más y que cree cada vez menos, es aquí donde sueño en las noches mientras duermo, y no te creas, llevas un rato siendo protagonista, y a mi cama, a mis sábanas y a mi almohada nos encanta que alguna vez hayas descansado aquí, junto a mí.

Pero mis camas, porque seguro estoy que he tenido otras, han visto muchas otras cosas, entre ellas, una que nunca voy a olvidar, la primera vez que una lágrima corrió por mi mejilla a causa de una mujer, mi primer amor sin duda y de la que aprendí que el amor hay que vivirlo al máximo o mejor no hay que vivirlo y aunque a pesar que la de ella (como todas mis demás historias de amor) es una historia muy triste, tal vez la más triste, es la que más tengo presente cuando pienso en amor.

Me aventé en la cama con mis casi quince y las lágrimas comenzaron a salir, ni siquiera pude pensar en detenerlas, fue ese el momento en el que me di cuenta que había una mujer predestinada en este inmenso mundo lista para mí, para recibir todo lo que soy, física, mental, emocional, sentimentalmente, ese fue el momento en el que descubrí el amor, y de pronto me llega el convencimiento de que gracias a esa experiencia (un poco traumática), es que ahora me es más fácil escribir de cosas tristes, en fin, sentado en la calle frente a su ventana, revolotearon por dentro de mí un millón de sensaciones diferentes, sensaciones que marcaron mi vida por siempre, de las que nunca me voy a poder desprender, sensaciones que me han convertido en lo que a mí me gusta llamar, “un ser enamorado del amor”.

Un ser enamorado del amor, ¿qué es? Soy yo, soy un enfermo sin bandera como le gustaba decir al “Mago”, soy yo que estoy vuelto loco por ti, y eres tú que luchas sin parar por un mejor porvenir. Un ser enamorado del amor somos tú y yo, luchando cada quién por encontrarse, con nosotros mismos, con nuestra “media sandía”, con el futuro.

Conocí el amor con María, conocí el desamor con María, conocí el llanto y el dolor por ella, descubrí de lo que se trata la vida y sin querer aprendí de la muerte por ella, Dios, si es que existe, la tenga en su santa gloria.

Y aunque no lo parezca por ésta medio bizarra introducción, ésta historia se trata de ti, bueno no, se trata de nosotros, bueno tampoco, se trata de mi aldededor de ti, “De eles, emes y enes”, es todo (tal vez no tan exagerado) lo que eres para mí.

2 Comments

  1. A.D.A. dice:

    Mi amado amigo,

    Me maravilla tu camino y como lo has saboreado, esta vida se trata de ser muchas personas, en cada beso, en cada lagrima, en cada victoria y en cada derrota, nos editamos y actualizamos para convertirnos en nuevos “yos” e inevitablemente dejar atrás a todos los que hemos sido…

    Pero “atrás” no significa olvido sino bien andando camino.

    Un inmenso abrazo.

    • inLuis dice:

      Hermano, no se porqué no había contestado esto, me gustó mucho la forma en que te expresas de “atrás”, creo que tienes razón, hay que seguir evolucionando aunque en el camino tengamos que dejar tantas cosas. Afortunadamente seguimos teniendo muchas más, va el abrazo de vuelta y ¡gracias!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *