Leer Mientras Escribes (O Al Revés)
Leer Mientras Escribes (O Al Revés)
febrero 27, 2010
Nos Vemos Pronto
Nos vemos pronto
noviembre 4, 2010
Mostrar todo

Retrocediendo: Del presente, al Amor

Retrocediendo: Del presente, al Amor.

Selene se encontró finalmente intentando recuperar las pocas piezas que quedaban de áquel rompecabezas que ella gustaba de llamar corazón, roídas por las ratas que habitaban en la inmensa habitación que era su mente, llenas de moho por la húmedad que no lograba sacar sólo llorando, inmersa en su felicidad, o lo que ella creía que era felicidad, su corazón deja de ser suyo para convertirse en sólo un músculo más que cree alimentar con falsos amores.

Flavio por su parte intentaba sufrir, y lograba con facilidad engañarlos a todos, le decía “Te Amo” a dos, o por lo menos dos de las que ellos estuvieran enterados, Selene era una de ellas, pero esto no parecía importartle a nadie, al parecer, dentro de sus estándares de lo que conocían como amor, la monogamia era una simple actitud que estaba bien ponerla en práctica, o no.

Nuevos “amores” vinieron con el tiempo, dos personas ajenas intentaban alojarse en las almas de nuestros protagonistas, ilusos, no se daban cuenta de que estaban intentando destruir una obsesión, una costumbre de esas que dejan huella, actitudes que sólo podrían ser borradas por la muerte.

La inseguridad es uno de los problemas más grandes que puede tener una persona, y creo que no sólo Flavio, quien sin duda ponía en perspectiva su falta de confianza en sí mismo, sino también Selene se encontraba afectada por ésta plaga que hace que la autoestma se disminuya hasta sus mínimos niveles.

Poco a poco fue olvidandolo, o al menos eso mencionaba cada vez que alguien sacaba el tema a relucir, ella decía estar consciente del daño que se causaba, pero aún así, el cinísmo y el poder de convencimiento de Flavio lograban secar todas las lágrimas, la hacían olvidar los malos recuerdos, creer que en sus brazos era feliz, que entregar el alma y el cuerpo aunque éstos no sean bien apreciados es la mejor manera de demostrar amor.

Cabe mencionar que ésta no es una historia de amor, así que como siempre, los problemas comenzaron, las mariposas involucionaron y se convirtieron en gusanos, reemplazaron aquellas refrescantes bebidas con posiones que envenenan, trataron de borrar el sabor de sus labios en labios ajenos, imaginaron que al final todo estaría bien.

Flavio y Selene comenzaron a escribir una historia de amor, en las páginas de sus corazones se escribía segundo a segundo la historia más romántica de sus cortas vidas, llena de dicha y felicidad, llenando de mariposas sus estómagos y todas esas cosas que suceden cuando uno está enamorado.

Aquella bella tarde, en un lugar mágico, acompañados de bebidas exóticas y refrescantes comenzó la historia, nadie sabía lo trágica que ésta sería, la verdad, no debía haber tenido final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *